Close

1 julio, 2014

10 Actividades de verano para divertir a su pequeño con necesidades especiales

actividades para el verano

¡Es verano! Tus hijos han estado esperando sus vacaciones casi desde el verano pasado. Los campamentos están en pleno apogeo, la tarea es algo olvidado durante un tiempo. Los días son más lentos y largos las noches divertidas y apacibles . Para los niños con discapacidad o necesidades especiales, el verano ofrece una plétora de oportunidades.

Las actividades pueden ofrecer salidas que no se darían de otra manera que en verano y las habilidades que nuestros hijos pueden desarrollar se pueden ejercitar fuera del aula. Vamos a echar un vistazo más de cerca a mis 10 mejores actividades favoritas de verano para niños con discapacidad o necesidades especiales:

1. Natación

¿Quién no ama una piscina? En realidad para los niños con problemas sensoriales que el cambio de seco a húmedo o mojado a seco pueden ser bastante más que una simple estimulación. Sin embargo, los beneficios del juego en el agua y aprender a nadar pueden ser muy superiores a sus desafíos. La resistencia y la entrada táctil proporcionada por la natación puede ayudar a normalizar el tono, aumentar la fuerza muscular y la coordinación, mejorar la respiración y normalizar la integración sensorial.

Si su hijo es vacilante frente al agua, trate de sentarse en el lado de la piscina, envolverlo en una toalla mojada, jugando cerca del agua para empezar. Si puede encontrar un programa de terapia ocupacional o física que combina agua de la piscina con la terapia de la tierra, entonces estás de suerte! Y, no se olvide el protector solar! Si su pequeño tiene problemas con el protector solar, la solución es la ropa protectora del sol que cada año tiene diseños más cómodos y bonitos.

2. Ir de caminata

Esto es, con mucho, mi actividad favorita para los niños con discapacidad. Una caminata ofrece estímulos auditivos, visuales, táctiles, olfativos y la elevación espiritual. En el verano, caminatas por la mañana o por la tarde cuando el sol no es tan intenso son las mejores horas del día para evitar el calor .Los senderos que siguen un arroyo o una cascada ofrecen lo mejor en experiencias sensoriales.

3. Pasar un día en la playa

No hay necesidad de explicar mucho aquí. La playa ofrece una abundancia de lugares sensoriales y sonidos. Además, tiene la ventaja de poder jugar en la arena. También puede traer algunos juegos e ir a la “caza de dientes de tiburón” o recoger conchas marinas.Mira éste artículo que ya hemos publicado.

4. Bailar bajo la lluvia

Me encantan los días de lluvia en el verano. En cuanto empieza a llover, yo envío a mis hijos al aire libre. La ropa mojada es una gran experiencia sensorial para niños con problemas de procesamiento sensorial. Pero también puedes ponerles sus trajes de baño. Con paraguas o sin paraguas también es genial. Ver el vapor por encima de las calles. Huela la diferencia y la humedad en el aire. Caminar en una corriente de agua.¡ No te pierdas el próximo día de lluvia!

5. Crear una obra maestra de arte reciclado

Tome todos los elementos que quiera reciclar para ésta actividad creativa, rollos de papel higiénico, tapas de plástico, tapas, y revistas viejas. Coge unas piezas de madera y un poco de pegamento. Ahora empieza a unir por puntos en el tablero, los productos que has reciclado. Puedes escoger un tema o simplemente ir sin tema en absoluto. Ponga algo de música de fondo y a ver las creaciones que tu y tus hijos podéis hacer. ¡Nos vemos en la próxima exposición de arte!

6. Hacer una comida juntos

Ahora, en verano, es un buen momento para hacer un batido, tu pastel favorito o una nueva creación para la cena. Deja que tus hijos te participen. Ellos pueden ayudar a leer las instrucciones, comprar los ingredientes, medir, mezclar y cocinar. Ellos aprenderán una gran cantidad de habilidades que incluyen ¡el arte de cocinar!

7. Utilice su imaginación para un Cuenta cuentos

Elija un libro de lectura de verano y lo lees en voz alta todos juntos. No salir corriendo a la cama, es verano y nos podemos acostar un poquito más tarde. Discuta la forma del escrito,opiniones sobre lo leido es importante para la comprensión lectora. ¿Qué les gusta del libro? Parte favorita? ¿Cómo podría haber terminado de manera diferente?

8. Noche de Juegos

Juegos de mesa , para jugar con la familia y amigos. Una actividad estupenda para las noches de verano es cuando las familias se sientan alrededor, juntos ,después de la cena ,escuchando la radio o música . Noche de juego es el marco idóneo para enseñar a nuestros pequeños con discapacidad o necesidades especiales para enseñarles habilidades sociales, toma de turnos, el enfoque, cómo perder, lo que es ganar y la atención.

9. Hacer un Fuerte

¡Coge unas mantas y crea tu propia cueva sensorial! Ponga unas linternas en el interior y tienes un lugar ideal para el juego,algunas almohadas,juguetes y hacer que sea un ¡fuerte familiar!

10. Terapia del abrazo

En verano normalmente se disfruta de un poco más de tiempo libre; dale a tus hijos la atención que se les antoje, un ejemplo: Tener una sesión de abrazo. Envuelva sus hijos en Manta y convertirlos en un “perrito caliente”. Revolcarse en el suelo con ellos. Disfrute de la compañía de ellos y obtenga algunos buenos abrazos en mientras estás jugando.

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *