Close

27 abril, 2017

Las Habilidades de Juego en Niños con TEA

juego para niños con TEA

Juegos para niños autistas

 

 

El juego ayuda a los niños a desarrollar habilidades motoras gruesas y finas, lenguaje, comunicación, pensamiento, resolución de problemas y habilidades sociales.

Los niños con trastorno del espectro autista (TEA) puede tener un impacto en cómo se desarrolla el juego. Pero  hay algunas cosas  que puede hacer para ayudar a desarrollar las habilidades de juego de su hijo.

 

 

Cómo el trastorno del espectro autista puede afectar al juego

 

Los niños con trastorno del espectro autista (TEA) disfrutan jugando, pero pueden encontrar algunos tipos de juego difíciles para ellos. Es común que tengan un  juego muy limitado, juegan con sólo unos pocos juguetes, o juegan de manera repetitiva.

Por ejemplo, un niño con TEA podría gustarle hacer girar las ruedas de un coche y ver las ruedas girando, o puede completar un rompecabezas en el mismo orden cada vez.

Debido a la discapacidad puede  afectar al desarrollo de la sociabilidad y habilidades de comunicación . Y también puede afectar el desarrollo de habilidades importantes que se necesitan para el juego, tales como la capacidad de copiar acciones simples, explorar el entorno, compartir objetos, la atención con otros jugdores , responder a los demás y  la toma  de turnos .

Sin embargo, su hijo puede aprender y desarrollar las habilidades necesarias para el juego , y usted puede ayudarle. Jugando con su hijo es la mejor   manera de conectar con él/ella en su mismo nivel.

Para promocionar el juego en su hijo, fíjese en los  intereses del niño y utilize los temas  y juegos que atraen a  su hijo. Por ejemplo, si su hijo disfruta de Bob Esponja…, use juguetes de este personaje  y vaya   introduciendo gradualmente nuevos juguetes y actividades. (Se puede introducir un juego de dibujo o actividad que implique a BoB Esponja).

 

Tipos de Juego

 

Los niños pequeños se involucran en seis tipos principales de juego, que se desarrollan en etapas.

 

 

 1.- El juego ‘funcional’

 

Con esto quiero decir….  cómo aprender a “jugar con los juguetes”. Para  el uso y la forma en que fueron diseñados – por ejemplo, empujar un coche de juguete, lanzar una pelota, o llevarse un teléfono de juguete al oído .

 

Si el juego funcional es un reto o dificultad   para su hijo con TEA, las siguientes ideas le pueden ayudar:

 

  • Siéntese  delante de su hijo para que él  pueda mirarle, comunicarse con usted, y ver lo que está haciendo. Esto hace que sea más fácil para su niño participar en el juego.
  • Ofrézcale  dos o tres juguetes a su hijo. Esto le da una posibilidad de  elección sin abrumarlo.
  • Únase  a   lo que su hijo esté haciendo, en lugar de tratar de imponer su juego. Puede empezar por copiar o imitar lo que su hijo está haciendo, y  después, añadir una nueva actividad. Por ejemplo, si su hijo está girando las ruedas de un coche, usted puede girarlas también. A continuación, gire y juegue con el coche en la posición correcta y haga ruidos , ‘BRRM, BRRM’.
  • Si su hijo no le copia e imita , puede animarle usted  a jugar . Podría decir: ‘Tu turno para conducir el coche’, tomando la mano de su hijo y colocarla en el coche, a continuación, moverlo por el suelo juntos.
  • Recompense a su hijo. Utilice elogios  y comentarios positivos, tales como, “has construido una gran torre”. ¡Buen trabajo!’
  • Saber cuándo parar o cambiar de juego,  también es importante, así que esté atento  a los síntomas de aburrimiento o falta de interés.

 

La posibilidad de jugar con juguetes y jugar contigo(padre, madre, educador etc ) es un paso importante hacia los tipos y fases de juego que se describen a continuación.

 

2.- Juego exploratorio

 

Este tipo de juego se produce  cuando los niños exploran objetos y juguetes, en lugar de jugar con ellos (por ejemplo, la sensación de un oso de peluche, manipular un bloque o mirar las manos de una muñeca).

En esta etapa del juego, los niños aprenden sobre  el mundo que les rodea a través de formas, colores, tamaños y texturas.

Una forma en que puede ayudar a su niño con trastorno del espectro autista (TEA); es mediante el modelado de este tipo de juego y animándolo mediante juguetes sensoriales o con  objetos de su alrededor.  Por ejemplo, usted podría animarla/o a salpicar con agua en el baño y frotar el jabón entre los dedos.

 

3.- El juego de simulación

 

¿Qué es el juego de simulación?

El juego de simulación se produce  cuando los niños hacen, creen o pretenden usar su imaginación durante el juego. Ejemplos de este tipo de juego pueden ser  alimentar un oso de peluche, vestirse como un superhéroe, simular estar conduciendo un coche, o pretender que el sofá sea un barco de vela.

 

¿A que edad se desarrolla ?

El juego de simulación ocurre más tarde en el desarrollo del niño (por lo general alrededor de los dos años de edad en los niños con un desarrollo normal) y es la forma más sofisticada de juego.

 

Importancia del juego de simulación

El juego de simulación es particularmente importante para el desarrollo de las habilidades necesarias para las relaciones sociales , lenguaje y comunicación. Este tipo de juego a menudo se retrasa en los niños con TEA, pero muchos niños con trastorno autista pueden  en última instancia, desarrollar el juego simbólico.

 

Algunos ejemplos…

 

Hay un montón de acciones simples con las que todos los días  su hijo puede aprender a utilizar el juego de simulación, tales como conducir un coche, montar a caballo o golpeando un tambor.

Una vez que su hijo puede hacer algunas de estas  acciones acciones de juego, puede desarrollar su imaginación y realizar las actividades de juegos de simulación en pasos . También puede utilizar  instrucciones escritas o con imágenes para ayudar a su hijo a entender qué hacer y como jugar.

Este tipo de juego también incluye el juego de roles . Usted puede alentar el juego de roles mediante la adopción de una historia favorita que le guste a su hijo. También puede dar disfraces a los niños y sugerir cambios en las voces y los gestos de los personajes. Mediante la introducción de nuevos temas y lentamente cambiando gradualmente partes de la obra, se puede guiar a su hijo hacia el juego dramático creativo e independiente.

 

4.- Juegos de Causa y efecto

El juego de Causa-Efecto  es cuando los niños juegan con juguetes que necesitan una acción para producir el resultado deseado. (Por ejemplo,  pulsar un botón para reproducir música).

Este tipo de juego enseña a los pequeños  que sus acciones tienen efectos y les da una sensación de control en su juego.

Si felicita y alaba  a su hijo con TEA cuando  hace la acción correcta en el juego,  lo animará a seguir haciéndolo.  También le promueve  a interactuar con otros juguetes  del tipo  causa y efecto.

Este tipo de juego  también es una buena oportunidad para enseñarle a su hijo a pedir ayuda, y jugar por turnos.

 

 

5.- El juego constructivo

Este tipo de juego ocurre  cuando los niños a construyen o hacen  cosas. Consiste en trabajar hacia una meta o producto. Por ejemplo, completar un rompecabezas, hacer una torre de bloques, o un dibujo. Los juguetes de construcción son una herramienta idónea para este tipo de juego.

Algunos niños con TEA pueden tener retrasos en esta área de juego, mientras que otros progresarán  igual que los niños con un desarrollo normal. A veces los niños con autismo tienen una gran facilidad y éxito en una habilidad en particularcomo completar  rompecabezas o dibujar.

Para los niños con autismo, se puede fomentar el juego constructivo, mostrandole a su pequeño como se hace. Usted podría intentar la construcción de una torre con bloques y mostrarle a su hijo cómo hacerlo, o  puede utilizar imágenes o pictogramas que muestran cómo construir una torre.

 

6.- El juego físico

Yo  llamo juego físico al que proporciona ejercicio a todo el cuerpo y especialmente enseña a su hijo las habilidades motoras gruesas. El juego físico da a todos los niños la experiencia de interactuar con otras personas y objetos en su entorno.

 

 

El juego social

 

Junto con los seis tipos de juegos anteriores, existe el juego social que se trata de la posibilidad de jugar con los demás .

El juego social también sigue las etapas del desarrollo del niño. Pero jugar con los demás puede ser particularmente difícil para los niños con trastorno del espectro autista (TEA).

Usted podría ayudar a su hijo conociendo en qué “etapa del juego social  está”  y proporcionarle oportunidades, apoyo y aliento  para pasar a la siguiente y desarrollar más habilidades sociales.

Las etapas se describen a continuación.

Tenga en cuenta que aun cuando los niños se desarrollan por etapas en el juego social, es probable que deseen pasar el tiempo jugando por sí mismos, o  jugar al lado de otros niños.

 

Jugando solo (juego solitario)

El juego en solitario  es cuando los niños juegan solos y de forma independiente, cuando no tratan de acercarse a otros niños y no prestan atención a lo que hacen los demás.

Para los niños con autismo , puede desarrollar las habilidades de juego en solitario, comenzando con  actividades que tengan un objetivo claro y un final. Mantener el juego corto en ejecución, para empezar, por lo que su hijo puede terminar la actividad rápidamente y sentir que tiene éxito. Por ejemplo, puede elegir un rompecabezas simple.

 

 

Juego paralelo

Los niños en esta etapa del juego comienza a jugar junto a otros niños, y podría utilizar los mismos o similares juguetes como los de los niños que les rodean.

Puede promover el juego paralelo  animando a su hijo a jugar por ejemplo con trenes, o pistas de coches; por su cuenta,  pero junto a otros niños. Haga que su hijo imite el juego de los otros niños, aunque él esté jugando por su cuenta.

 

Juego asociativo

 

Jugar y compartir en esta etapa del juego, los niños interactúan con otros niños: dar, tomar y compartir materiales de juego y juguetes. Esto por lo general comienza alrededor de los tres años de edad en los niños con un desarrollo normal o típico.

Puede ayudar a su hijo con autismo a aprender habilidades para el juego asociativo animándola/o  a intercambiar las cosas y juguetes. Por ejemplo, el intercambio de bicicletas, triciclos o scooters al montar en bicicleta o paseando  con otros niños.

 

 

El juego cooperativo

La cooperación en el juego: jugar cooperativamente con otros incluye jugar juegos con reglas y trabajar juntos en algo común, como por ejemplo trabajar juntos para construir una casa cubículo o hacer un castillo de arena. El juego cooperativo puede llegar a ser bastante complejo y requiere habilidades de comunicación.

Muchas de las normas sociales en esta etapa del juego puede ser difícil de entender  para un niño con autismo. Usted como padre o madre , puede ayudar a su hijo mediante el uso de instrucciones claras para simplificar las reglas de los juegos.

También puede ayudarle   explicándole las reglas usando imágenes, pictogramas o historias sociales . Hacer juegos más visuales también puede ayudar en el desarrollo del juego cooperativo.

—————————————————————————————————————————————————————————-

Para obtener más información acerca de cómo jugar normalmente y el  desarrollo en diferentes edades, consulte el siguiente libro:

Manual De Juego Para Niños Con Autismo

———————————————————————————————————————————————–

Fomentar el juego en niños con  autismo

 

Una vez que su niño con trastorno del espectro autista (TEA) tiene una gama de habilidades de juego o está empezando a jugar y tomar nota de otros niños, puede ayudarle a aprender cómo interactuar y jugar con los demás.

Los juegos simples son una buena manera de construir la interacción social en el juego, así como saber tomar turnos.

 

Aquí tiene más  ideas para que su hijo interactúe  y juegue con los demás niños:

 

  • Utilice citas de juego o visitas con amigos o familiares cuyos hijos se encuentran en la misma edad que su hijo.
  • También puede pedir a los hermanos o los primos de su hijo que le ayuden a mostrar a su hijo cómo jugar juegos, tomar turnos y así sucesivamente.
  • Enséñele a su hijo a participar. Una vez más, hermanos, amigos y primos podrían ser capaces de mostrarle a su hijo cómo se hace.
  • Si otros niños ignoran a su hijo, observar cuidadosamente y ver si se puede averiguar por qué.
  • Se podría hablar con el maestro de intervención temprana preescolar. Los docentes de la primera infancia tienen un montón de habilidades para ayudar a los niños a aprender a jugar juntos.
  • Al igual que los niños con un desarrollo normal, los niños con trastorno del espectro autista (TEA) tienen una gama de estilos de aprendizaje y puntos fuertes . Por ejemplo, a menudo son buenos aprendices visuales, por lo que pueden trabajar con esta fuerza y ​​ayudar a su hijo  tomar fotografías de las diferentes etapas de un juego o actividad.

 



Aprovechar usted al máximo el juego con su niño

 

Una vez que su niño con autismo,  puede jugar contigo y sabe jugar con juguetes, se puede usar el juego para construir habilidades en otras áreas. Por ejemplo, es posible que se centran en ciertas habilidades gratificantes como tomar turnos, jugar por períodos más largos de tiempo, o la elección de una variedad de juguetes para jugar.

 

 Sugerencias  para aprovechar al máximo el juego en niños con TEA

 

  • Se puede construir y mejorar el lenguaje y el habla , mientras que su hijo juega. Si estás jugando un juego de simulación como una merienda, utilizar los nombres de objetos, tales como la taza, cuchara y plato. También puede nombrar  las palabras  que usted y su hijo están haciendo, tales como ‘verter la bebida’ , ‘comer’, …
  • Si su hijo está hablando sólo con palabras sueltas, se podría tratar de usar dos palabras. Si está utilizando frases de tres palabras, puede utilizar cuatro palabras, y así sucesivamente. De esta manera usted no está usando un lenguaje que sea demasiado difícil para su hijo, pero  está construyendo un lenguaje y  vocabulario más correcto.
  • Alentar y felicitar a su hijo en  las mejoras de  las habilidades de juego en diferentes entornos . Recompense a su niño por el uso de sus habilidades de juego en diferentes lugares y con diferentes personas.
  • Use actividades cotidianas como oportunidades para el juego. Cualquier momento  puede ser una oportunidad potencial para el juego. También es posible construir tiempo para el  juego en las rutinas diarias como la hora del baño.
  • A medida que las habilidades de juego de su hijo se desarrollan, se puede empezar a usar el juego como ayuda  para  su hijo y que  responda adecuadamente a las situaciones sociales que podría encontrar difíciles, como la comprensión de las reglas sociales como compartir, tomar turnos, el compromiso y la negociación. Por ejemplo, podría usar un juego de comiditas para que su hijo a entienda el intercambio de alimentos y el  turno para verter una bebida con la jarra.
  • Juegar también puede ayudar a los niños con TEA a desarrollar habilidades de la vida cotidiana . Por ejemplo, vistiendo una muñeca puede ayudar a su niño a aprender a vestirse el mismo.
  • Observe a su hijo durante todo el día y trate de “capturar” los momentos en los que muestra interés en una actividad. Estos son los tiempos perfectos para enseñar y aprender.

 

PlazaToy

Artículos relacionados  Pictogramas Autismo: Actividades para niños con autismo
Artículos relacionados  Autismo y Habilidades Sociales
Artículos relacionados  Juguetes que pueden ayudar a desarrollar el lenguaje y las habilidades sociales en niños con autismo
Artículos relacionados  Pictogramas Autismo

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *