Close

4 julio, 2014

Los niños y las amistades de verano

Hay niños que no tienen absolutamente ningún problema para hacer amigos con sus compañeros en clase , incluso en vacaciones , son niños impetuosos, un poco seguro de sí mismos.
Luego están los tímidos , los que siempre se siente culpable por el mundo tanto como para pensar que nadie los puede encontrar interesantes.
Se colocan bajo una sombrilla con un juego o un libro, miran a los otros niños jugar durante todo el verano, pero siempre permaneciendo en su zona de confort, protegido por la proximidad de la mamá y el papá.
Yo era una de esas chicas. Mis padres trataron de ayudarme de cualquier manera pero, aparte de los hijos de sus amigos con los que cada año nos fuimos de vacaciones, yo no hice amistad con nadie.
Mamá y papá también vinieron a traerme las niñas de mi edad bajo la sombrilla sólo para verme jugar con alguien .Yo, obviamente, no podía soportarlo, me hacía sentir torpe y estúpida . Sí, lo digo, básicamente,  de niña me encantaba elegir a mis amigos con todos mis criterios.
Por esto yo entiendo muy bien cómo se sienten los niños tímidos, solitarios, pueden relajarse y hacer amigos sólo los últimos tres días de vacaciones.
Para superar este problema, ¿por qué no tratar de ir de vacaciones con los que ya son sus amigos ? Si tienes suerte y tienes un buen círculo de amigos con los niños podría ser la solución ideal para todos: los niños se conocen entre sí , hacen  el grupo y ya está.
Pero puede estar seguro,que tal vez sus hijos serán los que hagan amigos con gran facilidad, si se les dá las condiciones óptimas.

Pero  ¿que “hacer” de esas amistades una vez las vacaciones se acaban? ¿Se Pierden? ¿No se hablan todo el año sólo para verse el próximo verano si vuelves  al mismo lugar?
Yo no sé ustedes, pero yo tengo el sueño secreto de traer aquella maravillosa costumbre en boga hace unos años: la correspondencia .

Sí, los amigos por correspondencia . Sin correo electrónico, sin mensajes de texto, sin WhatsApp.¿Dificil propuesta en los días de las nuevas aplicaciones y de la web 2.0, Skipe etc. etc.
Bueno pues en casa mi marido y yo hacemos un juego:
Utilizamos las fiestas para dar a nuestros hijos el hábito de escribir , para mantener vivos los lazos de amistad del verano, con un gesto  consciente y cuidadoso como el de  tomar la pluma y el papel y escribir con su propia letra.
Pero, sobre todo, no olvide que extrovertidos o timidos, nuestros hijos tienen el derecho de elegir a sus propios amigos durante las vacaciones sin tener que  corresponder a nuestras expectativas.

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *